Google+ Followers

viernes, 6 de noviembre de 2015

Con los pies sobre el cielo.

Te extraño, como el amigo que nunca fuiste,
como el apoyo que jamás me brindaste,
como los dibujos que no pude regalarte,
como las pláticas que me negaste.

Te odio, como extrañarte y escribirte.
como esperar a que aun me recuerdes,
como lo que compartimos y atesoro
o a veces sólo ignoro.

Te pienso, como poner el reproductor en modo aleatorio
y escuchar las canciones que me dedicaste,
como creer que tus gestos amables fueron sinceros
y no sólo una máscara para ocultarte.

Me desespero, como la incertidumbre.
¿Fue real o mentira?
Como llamar a tu teléfono y que contestes
y hables de los ojos de otra chica.

Me rompo, como ya no estar segura de nada,
como sólo tener miedo, creer que no existes,
como comer chocolate y aun así estar triste.

Me extraño, como la parte que te llevaste,
como emocionarme con un primer beso,
como reír por tonterías con alguien,
como un abrazo tan cómo y genuino,
como saber que vuelo y pierden el tiempo conmigo.


https://www.youtube.com/watch?v=pCSziR2Iub8


foto por: Brenda Valencia Hernández

sábado, 17 de octubre de 2015

silencio

El silencio no me importa, pero se escucharía mejor si pudiera compartirlo con alguien.

Tal vez ahogarlo con música, junto con algún cómplice de asesinatos. Empezaríamos con el silencio y nuestra siguiente víctima podría ser el tiempo, después procederíamos a matar a la monotonía y al aburrimiento.

Nos detendríamos antes de volvernos locos.
Miraría a mi pecho.
¿qué es esto? ¿acaso puedes ver a través de mis ojos?,
dame un beso, ahora mata al recuerdo.

Me entierra las uñas, me gusta, pero tengo miedo.

¿Qué buscas entre todo este desorden?, ven,
bésame de nuevo.

Duele. ¡Oye, espera!
¿Por qué te llevas ese pedazo?,
y esto que dejaste a cambio no lo vale en todo caso.

Se robó el silencio, ¿el anterior qué había hecho?

Cada vez puedo ofrecer menos,
a nadie le atrae lo roto,
nadie ve belleza entre costuras y remiendos.



viernes, 16 de octubre de 2015

lunes, 12 de octubre de 2015

...

hoy volviste a hablarme poeta.

El segundo peor día de mi vida.

El primero fue la última vez que te vi.

martes, 15 de septiembre de 2015

Serendipia

Serendipia: Hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta.

Quisiera conocer a alguien igual de roto, igual de cansado, que posara sus pies por un momento sobre la tierra y se acostara a ver conmigo el cielo, escuchando música, hablando de cualquier cosa, que aunque sus alas las haya quemado el sol no se arrepienta de haber caído, porque incluso la caída la habría tomado como una experiencia y no como un accidente. Alguien así, sencillo y a la vez complejo, no complicado, que se tome el tiempo de acariciar mis grietas y contemplar el desorden que nos rodea a todos, que muestre su lado más "débil" y lo tome como el más humano, lo que aún le queda de humano...
Algún ser así, que resalte sus defectos como sus mejores cualidades, que perciba la vida desde su lado sublime, que preste atención a los detalles pequeños y experimente emociones fuertes, disfuncional, mi ideal de una irrealidad perfectamente imperfecta.

Dos líneas paralelas unidas por un hilo rojo.



sábado, 12 de septiembre de 2015

Hace mucho tiempo que no me tragaba las lágrimas, pues siempre procuro sacarlas o termino hecha un pantano, sin embargo, esta vez quiero recordar a que saben y usarlas como tinta.

Porque caí  del cielo y ahora veo el mar desde otra perspectiva.

En mi pecho se cultiva un granito de arena, cual vino se va añejando con el paso de los años, pero este no me deja buen sabor de boca.

Me consume, se apodera de mis fuerzas, y yo, sólo dejo que me lleve la marea...

Ven, dame una mano, te lo suplico, que me ahogo, (me digo a mi misma), pero otra voz interrumpe y atraganta mis cuerdas vocales : "No".



lunes, 7 de septiembre de 2015

CREER

Después de esto, espero estar mejor los días que siguen, espero no seguir pensando en si aun me recuerdas o mucho menos llegas a extrañarme.

Después de mandarte ese gigantesco mensaje espero dejar pasar el tiempo, ahora sin interrupciones, ahora sin recaídas.

Decir "no me conoces" cuando ni tú sabes quién eres, duele.

Saber que de cierto modo "perdí", duele el doble.

Que alguna vez fui la razón por la que empezaste a escribir y ahora te soy indiferente, triplica el dolor que siento.

Como vez no sólo siento, puedo sentir con más intensidad que el resto de las personas, es un arma de doble filo, mi sensibilidad es enfermiza.

Y es que aun no entiendo cómo puede cambiar el afecto tan repentinamente, el juicio que tienes hacia alguien, el estima, ignorar lo que sientes y aún más fríamente ignorar lo que sienten otros, prohibirte dejarte llevar y cuidar de lo que se vive en ese momento. Somos seres cambiantes y vaya que nos tomamos los cambios en serio, pero en cambio, hay seres como yo, que yacen en cuerpos normales pero por dentro son otra cosa, los que se aferran, los que no quieren rendirse aun cuando ya todo está perdido, los que aun quieren intentarlo a pesar de haber terminado más rotos que la vez anterior, porque creen en un "tal vez" y aun creen que vale la pena y ese es su mejor cualidad y su peor defecto "creer".

No solo se engañan a ellos mismos, tratan de convencer a los demás de que existen los "por siempre" , son ingenuos y lo saben, pero se niegan a aceptarlo, porque les basta con que les prometan cualquier cosa para tenerlos contentos, y a decir verdad, entre estos dos polos opuestos, ¿a quién elegir?
¿por cuál camino fiarte?
¿creer o no creer?, esa es la cuestión.



viernes, 4 de septiembre de 2015

Amargo Café Negro

(Carta olvidada a mi primer amor)

Cariño,
¿Un sentimiento?
tu nombre.

Ladrón de aliento,
salvaje lluvia que se riega en mi cuerpo,
seduciendo las curvas, mías, en momentos, tuyas.

Tocando el horizonte de lo prohibido,
amante mío,
niño dormido.

Abre las ventanas que dejan ver el verdoso atardecer,
que al salir la primera estrella te conviertes en una de ellas.

Pantera, somos la bella y la bestia.

Irrespetuosos amantes,
caemos en camas ajenas,
pero siempre junto a esos labios tan conocidos míos.

Después de arrebatarte el deseo
nos calmamos riendo,
acerca de nada, del tiempo,

Ahogaste mis besos y llenaste el cuarto con aroma a café,
eso sólo significa algo...
que te amé, que te amaré.



domingo, 30 de agosto de 2015

Así medito

Así medito...
Acostándome y olvidándome de que estoy viva por un instante, me gusta jugar a que a veces todos los conflictos que me rodean son sueños y que pronto, cuando despierte, se habrán ido, o se habrán quedado atrás, en mi cabeza, en el pantano onírico hiperrealista de mi memoria.

Así medito...
Cerrando los ojos, bajando la guardia, dejando que me golpeen los recuerdos del pasado y las situaciones del presente.

No me despierten, he dicho, no me despierten, porque sólo en estos momentos recuerdo que soy humana y es sólo en estos momentos en los que realmente me siento viva. Jugando a hacer el muerto, pero irónicamente, muero, cuando dejo de soñar e ignoro lo palpable, y muero, cuando empiezo a notar el desencanto de un corazón roto.

Así medito, autoflagelando este órgano vital que se hace pasar por un pedazo de carne al despertar.

Quiéreme cuando cierre los ojos,
huye de mi cuando los abra.

Así medito.

https://www.youtube.com/watch?v=-QLrUzjfme8&list=FL7X4gOQKU4r0UiXzIHw4BuQ&index=23



jueves, 20 de agosto de 2015

Fusión

-no es eso


-entonces, ¿qué es?


-es todo.

La verdad verdad, no estoy segura de haberlo sacado por completo de mi vida.

- ¿por qué?

- porque...  él forma parte de mi ahora, llevo algo de él muy dentro de mi y no puedo deshacerme de mi misma así que...

-supongo que tendrás que acostumbrarte a llevar esa carga

-no, no es una carga

-¿entonces?

-es un vacío, pero es verdad que pesa



(conversaciones conmigo misma a las 3:00 am.,  literalmente la hora en la que salen los demonios, por lo menos internos.)




es una tortura...
https://www.youtube.com/watch?v=B9EZZoN0H3U

martes, 4 de agosto de 2015

Ain't nobody's problem

Intenté ser la "amiga con derecho" de alguien, pero no me salió, terminé involucrando sentimientos, empecé a querer al chico y como era de esperarse él no buscaba nada serio, obviamente me dolió, pues le tenía cierto aprecio a pesar de que lo nuestro sólo durara 3 días.

No entiendo por qué la gente prefiere esto, lo fácil, lo pasajero, no quieren comprometerse a nada, con lo bonito que es poder contar con alguien siempre y estar igualmente dispuesto a hacer cualquier cosa por esa persona, supongo que a la larga para algunos debe ser desgastante. A lo mejor soy yo la que está mal y no sabe adaptarse al nuevo concepto del "amor" que se tiene hoy en día, tal vez soy yo la sigue viviendo en el pasado, si , supongo que yo aun creo inocente y estúpidamente en el destino y no en las casualidades y en la extraordinaria posibilidad de que pueda existir un "por siempre", ¿debería cambiarlo?.

Creo que debería tomar en cuenta  lo que alguna vez me dijiste "es tiempo de crecer", ¿qué loco, no?, aun en tu ausencia sigo aprendiendo cosas, no exactamente de ti , pero si de ti, me haces aprender cosas de mi, tener una relación como la que tuve con el poeta ha sido como mirarme al espejo y tener una relación como la que tuve con el chico de los tres días ha sido como tropezar casi con la misma piedra.

No sé a donde intento llegar con todo esto, pero escribir me ayuda a ordenar un poco mis ideas, aunque de algo si estoy segura, a pesar de que mencione tanto al poeta, ya superé a la persona, por que al final resultó no ser la persona que había demostrado ser, lo que no he superado es la experiencia, si... debe ser eso...



https://www.youtube.com/watch?v=sjuaHFEQ2Yc&list=FL7X4gOQKU4r0UiXzIHw4BuQ&index=7

Ahora ya no soy problema de nadie más que mío.

domingo, 2 de agosto de 2015

el chico de los 3 días

El chico de los tres días hizo que derramara tres lágrimas al decirle adiós.

Poeta, hoy hice un dibujo de ti.

sábado, 25 de julio de 2015

dos días

Un suspiro triste, porque las lágrimas ya no bastan.
Que rápido se desvanecen los sueños, las fantasías, con qué facilidad me he despertado, dos días de miel de abeja seguidos de dos días de chocolate amargo.
Rómpeme, no harás nada que no haya hecho alguien más antes, de todos modos, igual te estaba usando, fuiste mi puta dos días en mi cama, hablándome de "amor", sinceridad y lo supuestamente especial que era para ti, pero yo lo sabía, y sabía que sabías porque lo veía en tus ojos, no ibas a poder conmigo, tu amabilidad era una fachada pues no perdiste el tiempo, estabas atento al momento en que bajara la guardia y me mordiste el labio.

Probar otros besos hizo que se me olvidara a qué sabían los del poeta, sin embargo, el sabor no era mejor al de aquellos, me lo demostraste, lo saboree, no me alcanzó el gusto más que para dos días.

Dudo que haya uno tercero, porque en la parada cuando dejaste pasar cinco camiones para poder seguir hablando conmigo, hiciste que me hormigueara el estómago, ¿sabes que puedes volverte peligroso?, como el poeta, por eso sólo eres dos días , dos puñeteros días que saben controlarse y tienen los pies bien plantados en la tierra, a diferencia de mi, que aun conservo las alas rotas de mi última caída, pero me abrazaste, me acariciaste la espalda, ahora sabes que ese es mi punto débil, siento como voy tomando vuelo y no quiero, por eso sólo eres dos días.




domingo, 5 de julio de 2015

Entre carne y hueso.

En las última semanas he vivido experiencias que llevaron mis emociones al límite.
Con la pérdida de mi querido amigo Pach (mi perro), el abandono de mi supuesto padre, la partida de mi hermano a Estados Unidos, la noticia de que mi tío más querido padece cáncer y la repentina actitud de adolescente permisiva que ha tenido mi madre conmigo, creo que casi me vuelvo loca, ah, y a todo eso agregarle que me di cuenta de que una de las personas que era más especial para mi y que creía conocer resultó ser un completo desconocido, de hecho, resultó ser el tipo de persona que "me caga", creyéndose la estrellita de rock y pensar que ha vivido más cosas sólo por el hecho de drogarse y vivir entre excesos, antes no hubiera pensado mal de él de ninguna forma, pero antes estaba segura de que lo quería, ahora ni me gusta ni lo quiero, pero, ¿a qué quiero llegar con todo esto?, a lo sorprendentemente repentino que llegan a cambiar todas las cosas, y todos los aspectos de tu vida que creías o dabas por seguro y todos los sentimientos u opiniones que antes te planteabas, las cosas si cambian de un día para otro, o más bien eso parece, yo creo que el cambio es sutil, sólo nos damos cuenta de este cuando ya se ha realizado por completo, pero mediante el proceso creemos que todo sigue igual, tal vez es por eso que nos llega tan "de golpe", tanto que nos tira al piso ¡ y aun estando en el piso nos patea y no escupe mientras se ríe malvadamente de nosotros!, pero en realidad no es tan malo como lo describo, a decir verdad, a veces es necesario que nos den un golpe fuerte de realidad, y en realidad, el problema radica en no quererte levantar luego de que te hayan dejado hecho pedacitos en el piso.

Es extraño, lo que siento ahora me cuesta describirlo porque creo que es una nueva emoción que no había sentido antes, es algo entre decepción, melancolía, tristeza, saudade... 

Me siento estúpida, y con miedo del futuro, añoro el pasado y mi presenta está tan jodido que prefiero ignorarlo, me paso los días como autista, estoy cansada de las personas y estoy cansada de mi, me tengo harta.

Se agregan más emociones a la mezcla: asco, repugnancia, rechazo...

Es algo entre un sentir visceral y un dolor espiritual, pero creo que ya me estoy divagando bastante, ni siquiera tengo una conclusión clara para todo esto, sigo confundida, sólo busco encontrarme reflexionando al respecto  y si alguien más  ha llegado a sentirse como yo que sepa que no es el único y que no está sólo.


                                                                            ¿FIN?


lunes, 22 de junio de 2015

El hombre invisible

Conozco a un hombre invisible y vive en la 16 de Septiembre. Sé que antes no pasaba del todo inadvertido, trabajaba como "viene viene" en un banco situado detrás del parque Juárez. Mi madre antes trabajaba por ahí y de regreso siempre le daba dinero; "Mario Bros", ese nombre le puso cual si fuera una mascota, aunque ahora que lo pienso mejor, si poseía cierta semejanza con el plomero italiano de los videojuegos, pero a diferencia de él, este hombre no salvaba princesas, apenas  podía luchar para salvar su propia vida.

Pasaron dos años y por azares del destino tuve que cambiarme de escuela, así que dejé de pasar por esa calle. No volví a ver a ese señor por un tiempo, pero el destino (si es verdad que existe) actúa de manera extraña e inesperada, es un jodido inestable.

Era el último mes de clases de mi tercer año de preparatoria cuando volví a toparme con él. Estaba saliendo de la escuela y caminaba para mi casa, de repente, un hedor a sudor, orina y alcohol se coló por el aire, a algunos metros de distancia yacía sentado en el piso una plasta mugrienta y debajo de ella... el hombre.

La gente pasaba sin mirarlo, otros sólo podían poner cara de asco, él ni siquiera  pedía limosna, no hacía nada para molestar a nadie y sin embargo algunos se sentían incómodos con su presencia, parecía que se les hubiera olvidado que él también era una persona.

Le vi la cara, se veía triste.
Me pregunté si acaso tendría familia, podría ser el abuelo de alguien, cómo fue que llegó aquí, cuáles son o fueron sus sueños, la historia de su primer amor, ¿habrá sido un hombre que golpeaba a su mujer?, ¿ es la vida que le tocó o la vida que eligió?, perdón, estaba claro que él no vivía, el sobrevivía.

Me acerqué  para darle algo de dinero, estiró su mano huesuda y temblorosa al mismo tiempo que decía: "que Dios la bendiga". Inmediatamente le pregunté su nombre, respondió: "Floripondio, para servirle a usted y a Dios", "a mi y a Dios", pensé, la esperanza y la fe es lo único que queda cuando pierdes todo.

Floripondio... el hombre invisible de la 16 de Septiembre.


lunes, 15 de junio de 2015

Lo que la marea se llevó

En el fondo del océano guardo todos mis sueños rotos.

Me salpican las heridas, por poco y me ahogan, por suerte o por desgracia, pero sigo viva.

Le doy de comer al mar un pedazo de mi, soy carnada para peces.

En lo más recóndito de las profundidades de este sarcófago salado... escucho cantar a las sirenas, ánimas forradas de escamas y yo, a punto de caerme, tratando de recuperar lo que el karma me arrebató  o el destino pretendía quitarme, me sumerjo...

Me he dejado caer, es entonces cuando la pecera de mi cabeza se quiebra y deja escapar el agua dulce del pantano de mi memoria, junto con uno que otro recuerdo.

Me mezclo con la sal, soy homogénea. La naturaleza de mi cabeza es la misma que la del mar salvaje.

Ya no soy más carnada de pescado, soy parte del océano.





lunes, 25 de mayo de 2015

Propósitos no cumplidos

A comienzo de año me había propuesto cumplir muchas metas (como la mayoría de las personas en esa fecha), y no, contrario a lo que pensaría la mayoría, ninguna de esas metas era bajar de peso.

Estaba decidida a dejar ir mi pasado de una vez por todas, y por pasado me refería a alguien, y por alguien me refería al poeta, escribí lo siguiente en las páginas de mi psicótico diario:

"Hablé con (inserte nombre real del poeta aquí), ya no es más El poeta,
ha muerto esa cosa especial que nos conectaba, de ser la única persona con la que realmente podía ser yo, pasó a se alguien más que me señala. A veces me habla bonito, eso siempre le funciona, pero después sólo habla y se olvida que yo también tengo mil cosas que compartirle. 
Hoy es año nuevo, espero que todo sea nuevo.

*poeta nuevo
*corazón nuevo
*libros nuevos
*discos nuevos
*amor nuevo

El 2014 es una mierda, en 7 minutos ojalá puedan cambiar las cosas.

Tantas cosas... "

Y como pasa en la mayoría de los casos, mis propósitos no se cumplieron, de hecho, irónicamente pasó todo lo contrario.

Como siempre me ahorraré detalles ya que no creo que a alguien realmente le importe saber esto, pero lejos de ganar todas las cosas que pedí, perdí a un "padre", a una "mascota" y a un "novio", y si se llegaran a preguntar el porqué de las comillas, simplemente están ahí porque el primero más que padre era un patán de mierda por el cual jamás llegué a sentir el más mínimo cariño (recuerden que el cariño se gana, no por el simple hecho de tener los mismo genes ya se le debe de querer a alguien), el segundo más que mascota era mi amigo (larga vida a Pach, el no morirá en mi corazón), y el tercero... bueno, el tercero es complicado de definir...

No sé si fui tan codiciosa que alguna fuerza superior y omnipotente en alguna parte del universo quiso castigarme o si en alguna vida pasada hice algo lo suficientemente malo como para que el karma quisiera desquitarse conmigo en este momento de mi vida, o simplemente son cosas que pasan y ya,  pero llegué a la conclusión de que saber qué o quién provoca este tipo de situaciones no cambiarán el hecho de que pasen y que duelan, así que lo más viable es aceptar lo que viene y aprender de la experiencia por muy cliché que pueda llegar a sonar esto.

Así que, en vez de dejar ir al pasado, me apoyaré en el para ser mejor en el presente, quien sabe, a lo mejor tengo que pasarla mal ahora porque me esperan cosas mejores en el futuro.




miércoles, 13 de mayo de 2015

La Mancha

Se me reventó la tripa de tantas mariposas que ahí incubaron, 
explotó y terminó manchando de granate la alfombra del cuarto,
nacieron muertas, bien muertas y hasta algo podridas,
no me importó en aquél momento, pues sabía de dónde venían.

Comencé a escribir versos, escuchar canciones, dibujar a grafito,
pero no importaba cuanto me distrajera, seguía viendo la mancha en el piso,
húmeda, intacta, pasaron días y nada,
nada pegajosa, nada desvanecida, nada opaca.

Traté con cloro, traté con ácido, hasta con más sangre,
pero nunca se iría, pues llegó para quedarse.
Me acostumbré a su presencia, asquerosa, grotesca, sin vida.
¡Apaga las luces niña, apágalas!, sólo apágalas y piensa que es una pesadilla.

Ya no me duelen las tripas, pero la mancha hace que recuerde,
la sensación al desparramarse, el olor, como se retorcía mi vientre.

Tendré que vivir con ella, aunque ella no viva,
yo la engendré y aun así no acepto que exista,
pero es mi mancha, yo invité a esas mariposas,
yo soy granate por dentro, yo huelo de forma asquerosa.

Soy yo la que está en el piso, o al menos una parte de mi lo hace,
soy yo la que no se ha ido, la inerte, la indeseable.













martes, 12 de mayo de 2015

SAUDADE

Saudade (del portugués saudade)1 es un vocablo de difícil definición incorporado al español empleado en portugués y en gallego, que expresa un sentimiento afectivo primario, próximo a la melancolía, estimulado por la distancia temporal o espacial a algo amado y que implica el deseo de resolver esa distancia. A menudo conlleva el conocimiento reprimido de saber que aquello que se extraña quizás nunca volverá. 2 


¿Se puede sentir la melancolía aunque yace tan lejana?
es decir, ¿puede una conexión ser tan profunda que se es capaz de saber cuando la otra persona te hecha de menos?
(suelto un estornudo)*
a veces es uno tras otro.

Me puse a leer los viejos poemas que me escribiste, mientras escuchaba cada una de las viejas canciones que me dedicaste, al parecer me gusta practicar el viejo arte de "la autoflagelación mental", tú pones los látigos pero yo soy quien decide usarlos o no, y creo que hoy quiero darme el gusto de sentir disgusto.
Me vi por un momento de vieja, ya con arrugas y un cabello de plata que me llegaba hasta las rodillas, siendo toda una experta en estas prácticas devotas, (porque hasta para extrañar se necesita práctica, al menos eso pienso yo), preguntándome ¿qué habrá sido de ti hasta entonces?, ¿dónde estarás?. ¿qué estarás haciendo?, ¿cómo serás?, y en ese momento, soltaré un estornudo de proporciones colosales que me recordará que ya es hora de tomar aquella medicina nueva que me recetó el doctor la semana pasada, en ese instante dejaré tus cartas en la mesita de noche junto con mis lentes y acto seguido daré un dulce beso en la frente a mi ya "apazado"  esposo, a la vez que salen de mi boca las palabras "te quiero, vida", y recordaré los fugaces que son la vida y los pensamientos, tan fugaces como un estornudo. 

jueves, 7 de mayo de 2015

"La lunática enamorada del poeta"

Era verdad, el poeta la amaba, pero ella estaba demasiado rota como para darse cuenta.

Era verdad, el poeta dejó de amarla, pero ella estaba tan cegada de amor que no lo veía.

Empezó a escribir en un patético blog con la esperanza de que él leyera lo que ahí redactaba, pero en el fondo sabía que eso no pasaría, que se había terminado y la escritura sólo era su manera de decir adiós y amenizar un poco la pérdida.

Vivió contando los días desde entonces y se dio cuenta de lo rápido que pasaba el tiempo, antes le gustaba acostarse a mirar las estrellas, pero desde aquel día  lo veía todo de forma distinta, pues los cuerpos celestes ya no brillaban, a cambio, le rodeaba una oscuridad profunda, lo que no sabía es que las estrellas aún seguían  ahí, la observaban resplandecientes  como siempre, sin embargo era ella quien ya no se fijaba en su luminosidad y había concentrado toda su atención a lo más eclipsado de la penumbra. 

Mirándose al espejo soltó dos o tres lágrimas, tenía la fama de tener ojos grandes y brillosos, pero los ojos del espejo eran diferentes, parecía el reflejo de otra persona ¿acaso la experiencia la había cambiado tan drásticamente?, ¿o es que nunca le había dado importancia a la proyección de su imagen en aquel liso soporte hasta ahora?, al final la respuesta para todo siempre era la misma "queé más da", se fue a dormir. 

-¿Sabes qué se siente que te pellizquen el corazón?, ¿qué te pateen el pecho mil veces seguidas y sientas cómo se forma un moretón gigante entre tus costillas?, ¿sabes qué se siente tener un corazón roto?, entonces, ¿por qué sigues amando?, ¿por qué aun crees en las segundas oportunidades?, estás enferma, ¿lo sabes?, ¿el amor salva vidas?, no, el amor trastorna, estás loca, y al contrario de lo que muchos piensan la locura no es algo de lo que estar orgulloso, estás mal de la cabeza, tienes un desequilibrio químico, necesitas ayuda , pero dudo que la quieras, en vez de eso te pasas los días lamentándote por el pasado y dejas ir al presente, eres una lunática, - le dijo la luna enfadada porque esos últimos días la había ignorado por completo- !y mira quién te lo dice!, teníamos un trato, pero decidiste hacerle caso a otro, ahora te condeno, estás maldita para siempre, desde ahora eres y serás por el restos de tus días "La lunática enamorada del poeta".-


Despertó bruscamente y casi se cae de la cama, se asomó por la ventana y miró al cielo...  nada, sólo un negro infinito, regresó a dormir.





martes, 28 de abril de 2015

"ESO"

Él quiere a la mujer perfecta, perfecta para él, por eso me quiere a medias.

Me quiere sólo en las buenas, en las malas no contaría con su compañía, en parte tiene razón ¿quién carajos está para aguantar el genio del otro?, pero se olvida de que somos seres completos, no a medias y estoy harta de que me quieran sólo por la mitad, ¿quiere grandes pruebas de amor?, que haga pruebas de amor entonces y no se quede sólo en las ciber-páginas frías de su blog.

Al menos sé que en mi no queda, perdoné muchas cosas, pues al final era él quien terminaba buscándome, ¿pero saben algo?, basta, no vale la pena, estoy en un punto de mi vida en el que nada me falta ¿para qué cortarse las venas?. Si nos referimos al amor, yo me amo y mi seguridad o felicidad no depende de que un tipo me escriba miles de poemas, no digo que el detalle no se aprecie, ¡vaya que se aprecia cuando además el condenado es bueno escribiendo!, pero al final, no importa cuantas estrofas bonitas me dedique, pues las acciones terminan diciendo más que las palabras.

Después de la "pelea" (porque en realidad yo no lo tomé como tal), traté de marcarle, pensando en que podríamos ser amigos, pues la realidad es que tampoco lo odio, es una hermosa persona, pero un pésimo amante, eso si, aprendo mucho con él y me gusta su sentido del humor, pero siempre llega a un punto en el que... digamos que simplemente se pierde...  "eso". 

"Eso" que nos une, "eso" que hace que nos volvamos locos el uno por el otro, "eso" que hace que nos enfermemos o dicho de una forma más elegante: "eso" que hace que nos enamoremos.

No me contestó, sé que tiene sus razones, yo tuve las mías para decidir que no lo quería  más a mi lado, pero ojalá sepa que eso no significa que he dejado de quererlo, sé que parece que me estoy contradiciendo gigantescamente, pero no. Aprendí que hay personas de las que no quieres saber nada, pero que sin embargo quieres, así es el poeta para mi, personaje de mis cuentos pero nunca más de mi vida. 

Paso de dar detalles, pues hay cosas que no deben permanecer escritas en los diarios, sino en la memoria.

Y que hermosos recuerdos...  


domingo, 26 de abril de 2015

PACH

Querido amigo, manché una página con mis lágrimas al tratar de distraerme, si, egoístamente quise distraerme de tu posible muerte.
Lo lamento, de verdad lo lamento, por no haber estado ahí para evitar que un idiota te pasara una llanta encima, por dejarte solo en esa jaula vacía y fría en el hospital, con esos "doctores" vacíos y fríos semejantes a sus instalaciones. Dicen que te pondrás bien, pero también dicen que puedes morir, no quiero que mueras, no de esa forma, deberías estar tranquilo e irte en medio de un perruno y apacible sueño, no con miedo, no con dolor, no solo...

Sé que tal vez me estoy adelantando a los acontecimientos, pero afrontémoslo, eres viejo, estás débil y el doctor dijo que lo que te pasó es grave, prefiero ser pesimista y llevarme una grata sorpresa a ser optimista y partirme el corazón al no recibir lo que esperaba.

Pach, las palabras no son suficientes, algunos piensan que exagero, no lo entienden, no pretendo que lo entiendan, me basta con que tú lo sepas, eres mi amigo, te quiero, no mereces que esto te pase, maldita sea, ¿qué clase de pecados puede tener un perro?, ¿el karma ataca también a los animales?, ¿o acaso es el karma quien se desquita conmigo cobrando tu vida?, si ese es el caso, el karma es una puta, o un hijo de puta, no sé si sea hombre o mujer o asexuado, el punto es que : !que se joda el karma! y su manera de hacer las cosas.

Eres un buen compañero, fuiste el primero en no juzgarme y alegrarte cada de regresaba a casa. Cuando no había nadie (la mayoría del tiempo) me acompañabas y comías conmigo, te quedabas echado a mi lado hasta tarde y no pedías nada más que un buen lugar dónde dormir y comida, no eras caprichoso, al menos no como la mayoría de humanos que conozco.

En el anterior párrafo empecé a hablar en pasado...






domingo 26 de Abril

En el jardín, tres metros bajo tierra, se haya tu cuerpo  en una caja repleta de cal, no hablaré a detalle sobre las circunstancias de tu muerte, prometí aceptar lo que sea que fuera a pasar y no pienso romper esa promesa.

Un final grotesco, un final agonizante, ¿ y qué?, no es más que materia, reencarnará en flores.

Yo te quiero más allá de eso, de la máscara, y por eso, de cierta "forma", aún sigues conmigo, acompañándome en la mesa, aunque ya no tenga que poner tu plato.




jueves, 19 de marzo de 2015

lo que vomitó el cielo

Estaba a punto de anochecer cuando todas las criaturas de Monte Perdido escucharon un rugido estruendoso, era  un relámpago.

El cielo, que yacía molesto por la llegada de la primavera dejó caer al lago lo que parecía ser una sombrilla, sauces llorones y liebres se asomaron para ver más de cerca. No contentos con eso, intentaron matar la curiosidad acercando el extraño objeto a la orilla, les temblaban las orejas y ni hablar de las hojas, pues dentro de la cosa que vomitó el cielo, entre alambres y tela negra, descubrieron a un rarísimo ser, nadie nunca había visto algo como eso, parecía una masa rosada que babeaba y se retorcía. 

Esa es la historia de como la niña perdida llegó a Monte Perdido, entre el día y la noche.
Justo después cayó otro relámpago.







foto:Brenda.Valencia.

El tiempo, al igual que el monte, en este lugar está perdido, aquí jamás se ha escuchado hablar de él. tampoco es algo que le interese a los habitantes de estas tierras, pero después de varios días empezaron a notar que la plasta había evolucionado, era más grande y se comportaba de manera rara, siempre llevaba en la mano aquel paraguas, no lo soltaba en ningún momento, nadie sabía por qué.








imagen: Oleg. Oprisco.

Por las noches se quedaba contemplando a las estrellas, ella añoraba convertirse en una algún día, pero al mirar su reflejo en el agua y compararlo con las luces de arriba se desanimó.
< ¿A dónde irán los sueños que no se cumplen? >, pensó, y comenzó a soñar.



imagen: Mariano. Piccinetti. 


Estaba a punto de amanecer en Monte perdido cuando un fuerte golpe en la cabeza despertó a la niña perdida, desubicada y dolorida trató de ver la forma del inoportuno objeto.




Era algo que nunca antes había visto, parecía  la pata trasera de alguien. < Seguro debe estar buscándola, la necesita para caminar >, se dijo, y se dispuso a encontrar a su dueño.

Le preguntó a zorros y árboles como podía volar y regresar el misterioso objeto a su lugar de origen, pero ninguno supo responderle, de pronto una brillante idea llegó a la mente de la niña, < Si le pregunto a un ave, estoy segura de que me enseñará a volar >.

Así, escaló hasta la cima del monte y le suplicó a uno de los pájaros que ahí se encontraba que le prestara sus alas para cumplir con su objetivo, conmovido por la valentía de la niña, el ave se arrancó las únicas dos alas que tenía y se las dio. "Pero tendrás que soltar el paraguas".


imagen: Tracy. Hetzel.

Esto asustó un poco a la niña perdida y tras pensarlo por un momento, lo dejó caer por el acantilado, < ya no tengo nada que me ate a la tierra >, extendió sus brazos tomando un ala en cada mano, amarró el objeto a su cuello y se elevó...








imagen: Rob. Gonsalves.


Esa es la historia de como la niña perdida se fue de Monte Perdido. Entre la noche y el día.

imagen:Darren. Pearson.




Nuca Jamás cayeron relámpagos.

¿FIN?
imagen: Steven. Daluz.




lunes, 9 de marzo de 2015

DECADENCIA

¿Quién soy yo?
Si realmente soy nadie.

Soy "algo" viviendo en un cuerpo que no es mío,
algo prestado que seguirá su curso y pronto estará podrido.

Y mientras, yo me protejo bajo esta coraza blanda,
el tiempo podrá cicatrizar heridas,
pero no hará que olvide lo mucho que duele una cortada.

Me miro al espejo.

¿Seré yo la proyección de la imagen?
me siento como cosa cuando se supone debería sentirme alguien.

Porque esa es la verdad... "debo",
más no sé si quiero.

Siento cómo me he caído al vacío
y al mismo tiempo voy cogiendo vuelo.